DANY PEREZ

COPYMAS-ZENIT

AVISO ABITAB

SOFORUTA

CAROLI

domingo, 28 de mayo de 2017

PROYECTO DE LA DIP. REISCH OBLIGA AL USO DE DISPOSITIVOS DE AUDIO Y VIDEO EN LOS BLOQUES QUIRÚRGICOS PÚBLICOS Y PRIVADOS

La diputada Nibia Reisch (Partido Colorado) presentó un proyecto de ley por el cual se declara obligatorio el uso de dispositivos de audio y video en los bloques quirúrgicos de todos los centros de salud, tanto públicos como privados, los que tendrán por objetivo registrar la totalidad de las acciones y procedimientos que se cumplan en los mismos.
La iniciativa establece, a texto expreso, que en todos los casos “deberá asegurarse la privacidad de los usuarios y del personal de salud que se encuentre presente o intervenga en las acciones y procedimientos y resulten filmados o grabados, rigiendo el principio de confidencialidad como derecho y deber de todas las partes”.
La legisladora colorada señala en la Exposición de Motivos que el mencionado proyecto recoge una inquietud de “la Asociación Civil Rodrigo Aguirre Camblor”, que le hizo llegar la iniciativa con “el fin de prever que no se susciten situaciones adversas que involucren al personal de salud en el cumplimiento de las prestaciones y acciones en la asistencia sanitaria”.
La complejidad de los procedimientos actualmente disponibles para la atención de la salud no han impedido una serie de situaciones que pueden causar perjuicios a los usuarios, lesiones irreparables e incluso la muerte”, argumenta la mencionada asociación. Y en tal sentido, la iniciativa propicia una serie de medidas con el fin de minimizar riesgos y evitar dichos eventos lesivos, al tiempo que propone la articulación de distintos elementos físicos que obren como garantes tanto para las instituciones sanitarias como para el personal de salud y los pacientes, evitando errores y minimizando situaciones adversas en los actos quirúrgicos.
De ahí parte la idea de instalar dispositivos de audio y video en los bloques quirúrgicos del servicio de salud, público o privado, donde la cirugía se practique, de forma semejante a las cajas negras utilizadas en la aviación.
A ese respecto, cabe recordar que iniciativas similares fueron presentadas en la anterior Legislatura por el entonces senador Alfredo Solari, y en la presente, por el senador Pedro Bordaberry, ambos del Partido Colorado.
El articulado establece que “las instituciones prestadoras de servicios de salud llevarán un registro digitalizado de todas las acciones y procedimientos, el que formará parte de la Historia Clínica del usuario. Dicha digitalización comprenderá el detalle de las acciones y procedimientos cumplidos, los nombres, datos y funciones de las personas intervinientes que formen parte del acto médico o que hubieren estado presentes durante el mismo, así como el detalle de los instrumentos utilizados y cualquier acontecimiento que ocurra durante el acto médico o intervención quirúrgica”.
Asimismo, “la institución médica deberá garantizar el carácter confidencial de los registros, de lo cual será responsable”, reserva que “sólo podrá ser levantada mediante orden judicial”, en tanto la información “podrá usarse con fines exclusivamente docentes, siempre que quede salvaguardada la identidad del paciente y del personal interviniente en el acto médico”.
Asimismo, el articulado establece “la obligatoriedad de la pausa médica previa a todo acto quirúrgico”, durante la cual “será obligatoria la revisión de todos los elementos e instrumentos necesarios a fin de asegurar su existencia y condiciones, así como garantizar que se encuentra presente todo el personal médico y auxiliar necesario en la intervención”.
Finalmente, el texto establece que “el incumplimiento de las obligaciones legales dispuestas dará lugar a las multas y sanciones que determine la reglamentación”, disponiendo el Poder Ejecutivo de 180 días para reglamentar la ley, “pudiendo extender la obligatoriedad del uso de dispositivos de audio y video a otras áreas o servicios que considere necesario”.

UN RECORDADO CASO
Rodrigo Aguirre Camblor, quien da origen al nombre de la asociación civil promotora del proyecto, era un joven que el pasado 14 de abril habría cumplido 34 años, pero falleció el 9 de febrero de 2007 como consecuencia de un acto de mala praxis cuando era sometido a una operación menor en una mutualista de Montevideo.
El joven -hermano del ex jugador y ex director técnico de Peñarol, Diego Aguirre- por aquel entonces se sometió a una operación que, en teoría, debía durar sólo unos minutos y luego volvería a su casa. Se trataba de la extirpación de un ganglio de una de sus axilas a fin de analizarlo. Pero en el quirófano Rodrigo sufrió un paro cardíaco que no fue monitoreado, por lo cual los médicos lo advirtieron media hora más tarde, cuando una enfermera notó que sus uñas estaban moradas y el equipo inició la reanimación. Rodrigo sufrió muerte cerebral y falleció cinco días más tarde.
El triste y recordado caso dio inicio a la lucha perseverante e inagotable de Liropeya Camblor, su madre, que fundó la asociación civil mencionada que logró que el 14 de abril fuera declarado el Día de la Seguridad del Paciente.
En Uruguay se denuncian aproximadamente 600 casos de mala praxis por año, pero se estima que sumados a los no denunciados podrían ser el doble de esa cantidad.

Todos los Derechos Reservados · Copyright © 2011-2017