AVISO ABITAB

SOFORUTA

CAROLI

CAROLI

DANY PEREZ

COPYMAS-ZENIT

domingo, 4 de junio de 2017

LA JUNTA DEPTAL. DE COLONIA REALIZÓ HOMENAJE A JORGE SANGUINETTI

(Jorge “Negro” Sanguinetti)
Transcribimos a continuación un comunicado de prensa del Partido Colorado, en este caso referente al homenaje que la Junta Departamental de Colonia le realizara al ex ministro de Transporte y Obras Públicas, y ex presidente de ANCAP, Jorge Sanguinetti Sáenz.

Un sentido homenaje le realizó el pasado jueves 25 de mayo la Junta Departamental de Colonia al señor Jorge Sanguinetti, quien fuera consejero de la Universidad del Trabajo (1968), Ministro de Transporte y Obras Públicas (1985-1989) y presidente de ANCAP (2000-2004), así como empresario industrial y productor rural de dilatada trayectoria en los departamentos de Colonia y Treinta y Tres.
Líder indiscutido del Partido Colorado en el departamento de Colonia, su figura fue recordada por un edil en representación de cada uno de los partidos con representación en la Junta, quienes se refirieron a su trayectoria empresarial y política, desgranaron distintas anécdotas sobre sus múltiples actividades y destacaron su figura como un visionario, un pionero, un adelantado para su época, un hombre de Estado y una pérdida no sólo para su Partido y para el departamento de Colonia, sino para el país.

En la oportunidad se hicieron presentes varias figuras a nivel nacional y departamental del Partido Colorado, así como la familia y amigos del homenajeado.
La diputada Nibia Reisch, quien no pudo hacerse presente por encontrarse en el exterior, remitió una sentida nota en la que destacó la trayectoria de Sanguinetti.
El Ing. Lucio Cáceres, ex ministro de Transporte y Obras Públicas (1995-2000 y 2000-2004), especialmente invitado para la ceremonia, agradeció y felicitó a la Corporación “por la iniciativa de hacer este significativo homenaje a alguien que fue tan importante en la vida del departamento de Colonia y en lo personal en mi vida”.
Cáceres definió a Sanguinetti como un amigo, un realizador, un innovador, un hombre político, un empresario, un referente para todos. “Como realizador pudimos verlo en el Arrozal 33, en Treinta y Tres, en un tiempo en que el arroz comenzaba a emerger en la economía nacional, implementando un sistema de riego que Colonia no tiene aún hoy día. Más tarde en FANAPEL, donde en una tarea de ingenio desmontó una planta de celulosa en Noruega y la montó nuevamente en Juan Lacaze, 50 años antes que llegaran los finlandeses”, sostuvo.
Lo calificó como “un realizador” al frente del MTOP. Recordó que, para integrar su gabinete ministerial, convocó a distintas personas al Hotel Columbia, en especial técnicos jóvenes de los que sólo tenía alguna referencia, y tras entrevistarlos los seleccionó para que formaran parte de su equipo. “¡Hizo un casting para elegir a los mejores!”, dijo Lucio Cáceres. Asimismo, recordó que durante su gestión se llevaron a cabos obras de arquitectura dirigidas principalmente al ámbito social (hogares de ancianos, jardines de infantes, escuelas, liceos, escuelas técnicas, facultades, oficinas públicas, etc.), se concluyeron los accesos a Montevideo, se inició la reconstrucción y doble vía de la nueva Ruta 1 y la Ruta 54, se construyó el acceso a Montevideo por la Ruta 8, se mejoró toda la red vial del país con un sistema acordado con las intendencias, se consolidó el transporte diversificado de pasajeros por ómnibus, resolviendo el problema generado por la desaparición de la ONDA, y se reimplantó el sistema de convenios con clubes deportivos e instituciones sociales. Además, promovió la instalación, ampliación y mejora de los puertos deportivos, e impulsó la Hidrovía Puerto Cáceres-Nueva Palmira, una iniciativa que le permitió a Bolivia la salida al mar y que transformó el transporte de la región y convirtió a Nueva Palmira en un polo de desarrollo logístico.
El ex ministro recordó que Sanguinetti participó activamente, junto con el contador y ministro Ricardo Zerbino, en la formulación de la Ley Forestal del año 1987, que determinó una nueva vocación para el país cuyos resultados se ven hoy, 30 años más tarde.
Un espíritu abierto, un liberal espiritualista, como buen batllista, que reconocía que lo importante en una persona era su calidad humana y su inteligencia, y que lo demás se adquiría”, fueron algunos de los elogiosos calificativos de Cáceres hacia “el Negro”, como era popularmente conocido Sanguinetti.
Nunca lo vi con comentarios negativos ni protestas, siempre con espíritu positivo y encontrando soluciones”, dijo Cáceres.

UN PAPEL ENCUADRADO
Por su parte, el hijo del homenajeado, Jorge Sanguinetti Martins, agradeció en nombre de la familia la distinción realizada y mencionó un “papel que mi padre tenía encuadrado en un marquito y colgado, y sobre el que nunca nos explicó nada”, al que dio lectura.
Se trataba de un reconocimiento que le hiciera la empresa FANAPEL a Jorge Sanguinetti en 1959, durante las inundaciones de aquel año, cuando contaba tan sólo 24 años de edad, en virtud de una tarea que se impusó al frente de varios trabajadores de la empresa a fin de salvaguardar en la medida de los posible la maquinaria y demás bienes de FANAPEL con ocasión del temporal y la inundación más grande de la historia del país.
En ese documento la empresa distinguía a Sanguinetti por su valor, su impulso y su disposición, que le habían evitado pérdidas millonarias a la firma y, además de reconocer su acción, le anunciaba su premiación con una medalla de oro.
Esta nota “destaca muchos aspectos de su accionar que se repitieron en las distintas funciones que cumplió a nivel privado y en los organismos públicos donde se desempeñó”, señaló visiblemente emocionado el hijo del homenajeado.
Finalmente, el intendente Carlos Moreira aseguró que “la emoción que veo refleja la estatura moral que tenía Sanguinetti, porque si no fuera así nadie lo recordaría emocionado. Sin dudas que lo ha merecido y se lo ha ganado”.
Yo no conocí demasiado de manera personal” al “Negro” Jorge Sanguinetti”, admitió el jefe comunal, pero “era una persona a la que estimaba y respetaba mucho, y pienso que tal vez era recíproco”.
Fui adversario político varias veces y recuerdo una acción en particular. Al finalizar la elección del año 2000 donde luego de una ardua campaña frente a él como candidato colorado resulté ganador, uno de los primeros llamados fue de él. Era para ponerse a entera disposición, algo que comprendí lo hacía de corazón porque brindaba todo por su querido departamento. Y eso lo pinta tanto como lo que se ha hablado hoy en Sala sobre su papel en el desarrollo e inclusión de Uruguay en la Hidrovía que hoy es la vida misma de Nueva Palmira”, sostuvo.
Paralelamente, el jefe comunal informó al plenario y al público presente que le había sido presentado un pedido acompañado de cerca de 900 firmas, “casi todas ellas de Juan Lacaze”, para designar con el nombre “Jorge Sanguinetti” al Camino a la Balsa -ruta secundaria que hacía décadas los vecinos solicitaban que se bituminizara, cosa que Sanguinetti hizo estando al frente del MTOP, donde se emplazaba su domicilio particular y donde vivió hasta su fallecimiento- que une Juan Lacaze con el balneario Artilleros. Moreira adelantó que gratamente acompañará la solicitud y que, cumplido el plazo que establece la legislación vigente (un año desde la desaparición física de la persona que será homenajeada con la designación), remitirá el proyecto a la Junta Departamental descartando su merecida aprobación unánime a la vista de lo actuado por los tres partidos políticos.
Cabe recordar que Jorge Sanguinetti Sáenz falleció el jueves 5 de enero de 2017, a los 82 años de edad, y que el Poder Ejecutivo dispuso que sus restos recibieran los honores reservados para los ministros de Estado.

NOTA DE REISCH LEÍDA DURANTE EL HOMENAJE
Reisch comenzó su actividad política en 1989 formándose al lado de Sanguinetti, y ha tenido desde siempre palabras de agradecimiento y reconocimiento para quien fuera su principal referente a nivel departamental.

Al no poder hacerse presente, la legisladora del Partido Colorado remitió a la Junta Departamental una sentida nota en la que destacó la trayectoria de Sanguinetti, que fue leía por Secretaría y que señala textualmente lo siguiente:

Colonia, 25 de mayo de 2017.

Señor Presidente de la Junta Departamental de Colonia

De mi mayor consideración:
A través de estas palabras quiero expresar a esa Corporación mi beneplácito por tan merecido homenaje al señor Jorge Sanguinetti, un querido hijo adoptivo de nuestro departamento.
Lamento enormemente no poder acompañar a familiares, amigos y autoridades en esta oportunidad dado que me encuentro en el exterior del país, y crean ustedes que esta es la única causa que me impide estar allí con ustedes, ya que de lo contrario no habría barrera que me imposibilitara hacerme presente para participar de dicha muestra de deferencia y reconocimiento.
A pesar de conocer el progresivo deterioro de su salud, todos fuimos sorprendidos tristemente por la noticia de su fallecimiento el pasado 5 de enero.
Viene a nuestra memoria nuestro primer contacto con él en la actividad política, en 1989, cuando dábamos nuestros primeros pasos en ese ámbito, en los albores de una tarea en la cual continuamos gracias a su influjo. Jorge, “el Negro”, fue para mí y para muchos de los jóvenes a los que por aquel entonces dábamos nuestros primeros pasos en la actividad política, quien nos supo entusiasmar con sus valores y sus ideas, y nos impulsó hacia esa tarea, porque para él la política era estar al servicio de la gente.
En el ámbito personal, él era ya un empresario exitoso y así lo reflejaba la situación de la Fábrica Nacional de Papel, a la que dedicó prácticamente toda su vida.
En la faz política, había formado parte de las autoridades del Partido Colorado en las etapas previas a la dictadura, había sostenido una incesante lucha contra ésta y, finalizada la misma, había tenido, él el honor y los uruguayos la suerte, de ser propuesto por el presidente Julio Mª Sanguinetti en 1985 como ministro de Transporte y Obras Públicas para el período 1985-1990. Ese año de 1989 en que comenzábamos nuestra actividad, había renunciado a su cargo para dedicarse de lleno a la actividad política -siendo sustituido por el inolvidable Alejandro Atchugarry- pero no sin haber logrado convertirse en el que sería el mejor ministro desde el arquitecto Walter Pintos Risso hasta la actualidad.
Retomó de aquel antecesor el sistema de Convenios que la dictadura había eliminado, e incrementó por ese sistema, por Contrato y por Administración Directa, entre otras fórmulas, las obras en todo país, desarrollando significativamente la infraestructura vial, arquitectónica, portuaria, hidrográfica y social, a partir de los múltiples convenios con instituciones sociales y deportivas, y construyendo, ampliando y manteniendo conjuntos edilicios de la Enseñanza, así como edificios públicos, hogares de ancianos, jardines de infantes y mucho más. Y fue, como se recuerda, el principal impulsor de la Hidrovía Paraná-Paraguay (Puerto Cáceres-Nueva Palmira).
Ese año de 1989 acompañó al Dr. Jorge Batlle, también recientemente fallecido, como compañero en la fórmula presidencial, y luego, siendo ya éste presidente, en el año 2000, “el Negro” fue designado como presidente de ANCAP.
Su predicamento, su infatigable transitar, su visión de futuro, su experiencia en la faz privada y pública, y su don de gentes, lo habían llevado a convertirse en el líder indiscutido del Partido Colorado en nuestro departamento, y hasta el momento nadie se le ha podido siquiera asemejar.
La impronta de su liderazgo permaneció durante muchos años, y permanece aún inalterable, porque no es injusto ni exagerado admitir que, hasta el momento, no ha surgido aún una conducción departamental como la suya.
Tuvo éxito en todas sus intervenciones, y fue generoso al atribuir a muchos de quienes lo rodeaban méritos que, en gran medida, eran solo suyos. Eso da prueba de su gran calidad humana, y explica por qué era tan respetado y querido por todos quienes, en menor o mayor medida, lo acompañábamos en su accionar.
Fue un hombre de gran inteligencia y preparación, que todo lo que hizo en la vida lo llevó a cabo con sencillez y enorme honestidad. Fue un indiscutible número uno, elevado a lo más alto por sus correligionarios, pero sin embargo tuvo la virtud de atender siempre a todos, sin hacer distinciones de clase alguna, y supo ayudar a todos los que lo necesitaban o le pedían auxilio, que ciertamente no fueron pocos.
Como ministro y como presidente de una empresa estatal dio una lección y un ejemplo de honestidad, generosidad y austeridad. Era una persona sencilla, amable, instruida, informada. Nunca miró por su interés sino por sus ideales, y en sus últimos años retornó con sencillez a su labor privada, a sus afectos, pero siendo siempre un referente para todos aquellos que nos habíamos formado a su lado.
No debemos soslayar que Jorge Sanguinetti sintió un especial cariño para su ciudad de Juan Lacaze, y señalaba siempre que “nadie puede elegir dónde nacer, pero sí puede elegir donde vivir”.
Por todo ello, por nuestro vínculo como correligionarios, y por la relación intensamente mantenida con él en durante tantos años en la actividad política, podemos asegurar con convicción y conocimiento que hemos perdido a un político honesto, a un gran administrador y a un gran emprendedor.
Pero sobre todo, hemos perdido a un hombre sencillo, generoso y profundamente bueno.
Lo hemos perdido físicamente, pero no se ha ido. Y mucho menos lo hemos olvidado, ni lo olvidaremos jamás. Permanecen aún su recuerdo y su figura inalterables, para guiarnos por la senda correcta que apunte a lograr hacer del departamento de Colonia el mejor departamento del país.
Y su voz profunda para recordarnos que el bien y el interés público prevalecen por encima de todo.

Nibia Reisch
Representante Nacional por Colonia