AVISO ABITAB

SOFORUTA

CAROLI

CAROLI

DANY PEREZ

COPYMAS-ZENIT

martes, 25 de julio de 2017

COORDINADORA POR LA DIVERSIDAD EN COLONIA


Reunida la Coordinadora por la Diversidad en Colonia comunica lo siguiente.
Se acuerda por unanimidad y difunde el documento marco de trabajo, que adjuntamos en el comunicado.

Acordamos celebrar por primera vez la semana de la diversidad en el departamento, donde coordinaremos diferentes actividades, talleres, acciones e intervenciones en todo el departamento.
Siendo parte de ella la 1era Marcha de la Diversidad en Colonia del Sacramento el sábado 23 de Setiembre.

Celebramos un camino de diálogo y acciones que recién comienza entre distintos colectivos de la sociedad civil, partidos políticos, organizaciones por la diversidad y los derechos humanos, profesionales del área y personas de todo el departamento.

Comunicamos que durante Agosto estaremos recorriendo el departamento con reuniones abiertas y plurales, rumbo a setiembre. Siendo la primera de ella, el 12 de agosto en Ombúes de Lavalle.

Invitamos a la vez a quienes no se ha sumado a la Coordinadora a hacerlo, o a coordinar actividades para la semana de la Diversidad en Colonia.

MARCO DE LA COORDINADORA

Diversos actores sociales, colectivos de la sociedad civil, sectores políticos, trabajadores organizados y sindicalizados, profesionales e instituciones gubernamentales vemos la necesidad de generar una red en torno a la temática diversidad sexual, desde un enfoque de derechos humanos e interseccional.

Entendemos por diversidad sexual y de género, o simplemente diversidad sexual, la inclusión de toda la diversidad de sexos, orientaciones sexuales e identidades de género sin necesidad de especificar cada una de las identidades, comportamientos o características que conforman esta pluralidad (Meyer, 2010).

Esas identidades a las cuales nos referimos o etiquetas que han sido fruto del debate internacional, social y académico de occidente son las siguientes: sexo (varones, mujeres e intersexuales) orientación sexual (heterosexual, homosexual, bisexual) e identidad de género (transgéneros y cisgéneros). Reunidas bajo las siglas LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros e intersexuales) en la lucha por la diversidad sexual. Aunque en los últimos años se han popularizados diversas teorías de la sexología como la teoría kinsey y la teoría queer que proponen que esta clasificación resulta insuficiente para describir la complejidad de la sexualidad en la especie humana. No obstante, atentos al debate actual, dinámico y abierto; nuestro paradigma lejos de las teorías y fundamentos heteronormativos, es el paradigma de la diversidad en su sentido más amplio.

Compartimos y partimos desde un enfoque de derechos humanos que citúa en el centro de las políticas a las personas sujetos de derechos y entiende que la finalidad de las acciones del Estado deber ser garantizar a todos los habitantes del territorio uruguayo el ejericicio pleno de esos derechos. Esta mirada se basa fuertemente en los compromisos internacionales asumidos por el
Estado y le exige a éste asumir su responsabilidad de agotar todos los esfuerzos posibles para que las personas todas pueda ejercer libremente sus derechos . Implica también que los derechos sean reconocidos en el sistema jurídico nacional y tengan una traducción concreta en las políticas públicas (Pautassi, 2010; Willat 2011).

También compartimos la perspectiva interseccional. La mirada interseccional parte de reconocer que las personas tienen múltiples identidades, formadas por varias capas interrelacionadas y mutuamente determinadas, que están en un estado de permanente flujo, tanto en términos de la configuración de cada una. Asimismo el lugar que ocupan los sujetos en la estructura social está en buena medida determinado por el cruce de posiciones de sujetos de afecta a cada ciudadano/a y cómo los clivajes de etnia-raza, género e identidad de género, orientación sexual, edad, situación de discapacidad, lugar de residencia, condición de ciudadanía, entre otros, que se refuerzan e implican mutuamente, generando situaciones de subordinación específicas. Enfocar la interacción entre diferentes estructuras de desigualdad permite obtener un panorama más comprensivo y desarrollado de la opresión y discriminación a la cual están sometidos distintos grupos de personas.
La interseccionalidad como un enfoque político y estrategia para diseñar políticas de igualdad y equidad permite contemplar la naturaleza y la interacción de diferentes estructuras y dinámicas de desigualdad y opresión en nuestras sociedades (Nash, 2008).

CONTEXTO
Vivimos en un departamento que básicamente no existe una política de diversidad desde las instituciones departamentales y municipales, pero tampoco se trata en los ámbitos sociales y/o políticos todos. Somos conscientes que es necesario. Tan necesario como urgente.
Desde temprana edad, niños y niñas deben aprender el respeto y la tolerancia que debemos tener con nuestros pares cuando tienen una orientación sexual o identidad de género distinta a la de uno. Tolerancia y respeto, cuando otras personas eligen un modelo de familia distinta a la mía.
Sólo con la tolerancia y el respeto como paradigma estamos evitando situaciones futuras de homofobia o transfobia, así como cualquier otra discriminación. De esa manera estamos construyendo una sociedad más libre, plural e igualitaria.

DEFENDEMOS LA AGENDA DE DERECHOS
Desde fines de los años ‘90 Uruguay ha presenciado un proceso de politización de la diversidad sexual, asociada entre otras cuestiones al progresivo fortalecimiento del movimiento de la diversidad sexual y una capacidad aumentada de éste para colocar sus temas en la agenda. Un hito en este proceso fue la realización de la primera «Marcha del Orgullo Gay» en el año 1992, que a partir de entonces se viene realizando anualmente, cambiando luego su denominación a «Marcha de la Diversidad», aumentando cada año su asistencia. Para el final de la década se logró ingresar la agenda a la órbita del Poder Legislativo y se fueron aprobando sucesivas normativas de lucha contra la discriminación y el combate de las desigualdades por motivo de orientación sexual e identidad y expresión de género (Sempol, 2013).
Destacamos los siguientes avances: Ley de Unión Concubinaria, que reconoce a las parejas del mismo sexo (2007), adopción para familias LGTB a través de la Ley 18.590 Código de la Niñez y la Adolescencia (2009); Ley de Derecho a la Identidad de Género y al Cambio de Nombre y Sexo en Documentos Identificatorios (2009); Ley de Matrimonio Igualitario (2013); Ley 19.167 de Reproducción Humana Asistida (2013).

MARCO DE ACTIVIDADES Y OBJETIVOS
Nuestra coordinadora, como red de trabajo de aquellas personas u organizaciones que comparten estos fines tendrá como primer parada, coordinar, organizar y potenciar actividades en el mes de setiembre (mes de la diversidad en Uruguay). Propendiendo a que se generen charlas con profesionales, reuniones con jóvenes, intervenciones urbanas, concentraciones y la marcha en el día de la diversidad. Para cumplir con esos objetivos, estaremos coordinando desde ya entre nosotros, con organizaciones y personas que integren la coordinadora y con actores en cada localidad del departamento de cara a celebrar el día de la diversidad en setiembre.

El objeto no es sólo organizar las actividades sino apoyar o potenciar iniciativas y acciones locales de otros colectivos o instituciones que nos contacten para ello. Nuestro objetivo en 2017, es nuclear a personas que quieran trabajar juntas por un mejor departamento, con un objetivo a corto plazo en setiembre. Y generando un camino en común que nos puede dar lugar a otro objetivo a largo plazo.