AVISO ABITAB

SOFORUTA

CAROLI

CAROLI

DANY PEREZ

COPYMAS-ZENIT

domingo, 6 de agosto de 2017

LA PRESIDENTA DE LOS ASALARIADOS RURALES LOGRÓ LO QUE NO PUDIERON LAS GREMIALES EN DOS MESES

María Flores, titular del sindicado de asalariados rurales, fue recibida esta semana por el Presidente Tabaré Vázquez. El tema central de la reunión fue la problemática del sector lechero. Ella consiguió lo que no pudieron las gremiales del sector en los últimos dos meses: ser escuchadas al máximo nivel nacional.

Los dirigentes de las organizaciones de productores están profundamente disgustados y decepcionados, así lo trasmitieron varios de ellos esta semana y han vuelto a atribuir responsabilidad al Ministro Tabaré Aguerre, quien, a su juicio, no está comunicando, con el énfasis y la precisión necesaria, al Presidente de la República la verdadera situación de la cadena láctea.

Este martes el Inale invitó a las gremiales lecheras para realizarles una presentación de los avances en el proyecto de fideicomiso. Los técnicos del Instituto están trabajando desde hace un año aproximadamente en este proyecto que abarca varios aspectos; uno de ellos es el financiamiento que haga posible el retorno a la senda del crecimiento productivo: que el productor tenga recursos para producir más. Se manejan créditos de largo plazo, entre cinco y doce años, y esto inquieta a los gremialistas que entienden que el productor ya no puede tomar más créditos ni obligaciones financieras, sino que precisa ayuda en el corto plazo.

Los gremialistas, en general, no quedaron satisfechos, señalando que se trata de un proyecto que, en el mejor de los casos, recién podría estar operativo el año próximo, si es que se logran fuentes de financiamiento pues todavía no se han conseguido.

Eso significa mucho tiempo en el sentir de los productores, quienes, casi en su totalidad, manifestaron que no es posible crearle expectativas a los tamberos con este tipo de proyectos a largo plazo que recién podrían aplicarse cuando el sector haya salido de la crisis, escenario que prevén con un número de productores notoriamente inferior al de hace tres años y, seguramente, con unidades más productivas más grandes, acentuándose el proceso de concentración.

El Inale les pidió a los directivos de las gremiales que estudiaran el proyecto y vieran de hacer algún aporte. Sin embargo, una vez terminada la instancia con los representantes del Instituto, los gremialistas se quedaron reunidos, intercambiando impresiones.

La mayoría de los participantes coincidió en que se precisan medidas de corto plazo. Se mencionaron los datos de Diea: la pérdida de productores lecheros, la disminución del volumen de materia prima remitido a plantas industriales, precisándose que si a esa cantidad total se le restan las producciones de los megatambos, es fácil constatar, con suma preocupación, que la producción de los tambos individuales ha caído en forma muy pronunciada.

La frustración de las gremiales por no ser escuchadas por las autoridades nacionales es evidente y ha sido señalada por la mayoría de los gremialistas. La molestia al no haber recibido respuesta alguna a sus planteos ha ido creciendo en las semana recientes: no ha habido ninguna reacción a nivel de la Presidencia: no somos escuchados, dijeron varios de los dirigentes gremiales. Y atribuyen a que el Ministro Aguerre no está trasmitiendo la gravedad de la situación de la lechería al Presidente Vázquez. Esa es la percepción de la casi totalidad de las organizaciones de productores. De ahí que algunas de ellas han comenzado a mencionar la posibilidad de tomar medidas, sin que se haya mencionado por ahora las características de las mismas.

Fuente: Todo Tambo.