CAROLI

LAS TORRES

COPYMAS-ZENIT

AVISO ABITAB

AVISO ABITAB

SOFORUTA

domingo, 13 de mayo de 2018

REISCH PIDE CONOCER EN DETALLE CONTEXTO DE PERSONAS EN SITUACIÓN DE CALLE

Nibia Reisch (P.C.)
Un Pedido de Informes al Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) fue cursado por la diputada Nibia Reisch (Partido Colorado) con el objetivo de conocer la nómina completa de refugios para personas en situación de calle en todo el país.
Según la legisladora, la realidad comprueba que hay un constatable aumento de personas en esa situación no sólo en Montevideo, sino en el interior del país, “lo cual también nos preocupa en especial porque el MIDES no se ha visto privado de recursos en instancias presupuestales a esos fines y porque se acerca la época invernal, en la cual la situación se ve naturalmente agravada por las condiciones climáticas”.
A raíz de ello, Reisch solicita que se le informe la nómina completa de refugios para personas en situación de calle por departamento, cuál es el régimen de funcionamiento y cupo en cada caso, en cuántos y cuáles se admite concurrir con animales, y en especial qué se tiene previsto para el departamento de Colonia.
También reclama conocer si el número de refugios es suficiente y en su defecto zonas de Montevideo o localidades en las cuales las plazas son insuficientes o directamente no hay refugios. También en este sentido se solicita en especial datos del departamento de Colonia.
Paralelamente, Reisch solicita información para conocer cuántas personas en situación de calle han sido censadas o se estima que se encuentran en esa situación.

Hoy en Uruguay hay muchas personas que duermen a la intemperie. Cada vez más, en el año 2010 eran 580, aumentaron en 2011 a 1.244 y en 2016 fueron 1.651 uruguayos los que vivían a la intemperie. Basta recorrer las calles de Montevideo para comprobar que cada vez hay más casos, incluso familias enteras, como las que acamparon frente al Palacio Legislativo, que eran 11 integrantes”, indicó.
Un conjunto de factores los lleva a una situación de pobreza, acompañada muchas veces de una situación de vulnerabilidad. La falta de ingresos para mantener una vivienda, el desempleo, la pérdida de lazos familiares, la falta de cobertura social, trastornos psiquiátricos, consumo problemático de drogas y alcoholismo son algunos de los muchos problemas que se juntan para que alguien termine viviendo en la calle”, explicó.
Muchas de esas personas se resisten a los servicios de las instituciones, a veces los propios vecinos intentan sacarlos de la calle y rescatarlos de esa situación, pero es complicado. Quien está en esa situación debe querer salir de ella, pero debe aceptar límites y normas. Y no todos están dispuestos a hacerlo. Por otro lado, muchos no quieren ir a los refugios porque sólo pueden pernoctar desde las 20.00 hs. hasta las 8 de la mañana, y luego tienen que volver a la calle”, señaló.
Nuestra postura es que esas personas tienen que recibir atención las 24 horas del día, más este año que están pronosticadas bajísimas temperaturas”, dijo Reisch, pero aclaró que “entendemos que la intervención del Estado no debe ser sólo la entrega de comida, abrigo y atención en los meses más fríos del año, sino que debe complementarse con programas estables, para niños y adultos, donde éstos cuenten con un apoyo psico-socio-laboral. Los hogares del MIDES deben dejar de ser un lugar de acogida para pasar a ser un lugar de acompañamiento en necesidades básicas como educación y reingreso familiar, entre otros. Dejar de ser una vía más de asistencialismo para comenzar a tratar a esas personas como seres humanos que tienen múltiples necesidades y requieren superarse. Pero además el Estado tiene una enorme responsabilidad social en la prevención de estas injusticias, para que en el futuro estos programas no sean necesarios”, finalizó Reisch.